ansiedad, depresión y estrés

Tras más de una década de reorganizaciones, recortes salariales y despidos, de creciente inseguridad y presión en el entorno de trabajo las empresas están detectando un rápido crecimiento de los cuadros de ansiedad, depresión y estrés en sus plantillas. Está pasando factura el esfuerzo realizado para adaptarse a las nuevas tecnologías, la tensión asociada a estar siempre localizable y disponible vía móvil y correo electrónico, y de dejarse seducir para asociar las expectativas profesionales como personales.

El estrés y la ansiedad tienen además un peligroso un efecto contagio que puede minar la cultura de la empresa

El creciente absentismo y la pérdida de productividad en empleados de cuello blanco está disparando las alarmas de las grandes corporaciones en todo el mundo, que en algunos casos están empezando a reaccionar con medidas preventivas no sólo para frenar el elevado coste económico de las bajas, sino también para frenar el efecto contagio que puede tener en el conjunto de la empresa, minando la cultura de trabajo de la plantilla.

Google, Apple y Sony están entre las empresas que han empezado a tomar iniciativas.

Anxiety: the office fear factor‘, publicado en Financial Times el 11 de noviembre de 2015